Mass Effect: Andromeda Análisis

PlayStation 4
Mass Effect: Andromeda
Análisis

Nueva entrega de la saga Mass Effect ocurrido años después de la trilogía con nuevos mundos, personajes y mucha acción.

Fecha de Lanzamiento:
Notice: Trying to get property of non-object in /home/tups4/public_html/wp-includes/taxonomy.php on line 3865

Notice: Trying to get property of non-object in /home/tups4/public_html/wp-includes/taxonomy.php on line 3865
Género:, Desarrollado por:Publicado por:

Mass Effect: Andromeda es la nueva entrega de la exitosa saga de ciencia ficción de BioWare que, como su nombre indica, traslada la acción desde la Vía Láctea a la galaxia de Andrómeda. La trama principal se sitúa poco antes del inicio de la historia de Mass Effect 2, por lo que los viajeros desconocerán todo lo sucedido en la trilogía original.

Como novedad en la saga, ambos protagonistas (masculino y femenino) coexisten en la misma historia como hermanos gemelos, aunque solo podremos escoger a uno de ellos para manejarlo.

La acción comienza con un despertar algo brusco, y una misión inesperada. Nada es como pensaban que sería, pues durante los 634 años que duró el viaje, la galaxia ha sufrido ciertos cambios, y los planetas paradisíacos que habían sido asignados a cada raza se han vuelto inhabitables.

En nuestra primera misión junto a nuestro padre, Pionero del arca humana, descubriremos el por qué del extraño suceso y conoceremos a nuestra primera nueva raza alienígena: los Kett. Un primer contacto que bajará de las nubes al equipo Pionero y les hará conocer la dura realidad de lo que supondrá el viaje.

Debido a una serie de acontecimientos, nuestro padre nos cede el cargo de Pionero saltándose el protocolo, lo que hará que todo el mundo desconfíe de tus capacidades. Es entonces cuando comienza tu trabajo: hacer habitables los planetas y colonizarlos.

A lo largo de la aventura conoceremos otra nueva raza: los Angara. Lógicamente, se mostrarán reacios al contacto, pues los primeros aliens que conocieron acabaron esclavizándolos y robándoles sus planetas y recursos. Será cosa nuestra cómo queramos realizar el acercamiento a esta raza, pues en nuestras manos está que sean amigos o enemigos.

Las decisiones tienen un impacto importante en la historia, tanto a corto como a largo plazo. El nuevo sistema de diálogos nos permite sumergirnos más en la historia, pues ya no hay sistema de virtud y rebeldía, solo contestaciones que marcarán la personalidad final de Ryder. Puedes adoptar una actitud relajada y cercana con tu tripulación, lo que hará que te consideren un amigo aunque les cueste tomarte en serio a veces, o por el contrario, puedes ceñirte a lo profesional, y tus compañeros te verán como un líder nato. Aunque no tiene por qué ser blanco o negro, pues hay cuatro tipo de contestaciones distintas para cada situación.

Algo muy importante en los juegos de BioWare son las relaciones con los compañeros. Desde siempre han sabido crear personajes maravillosos, entre los que además podías compartir un romance. En esta entrega de Mass Effect, contamos con más romances que en cualquier otro título de la saga, hasta el punto de que tenemos, al menos, tres opciones distintas para cada sexo y sexualidad. Por primera vez podremos coquetear con un personaje y que este nos rechace, bien por no compartir nuestra misma sexualidad, o bien porque no le caemos en gracia.

En este aspecto, Mass Effect: Andromeda sigue en la línea del DLC Ciudadela de Mass Effect 3, donde la tripulación adopta una postura de mayor importancia en la historia. Tenemos muchos objetivos personales que completar para ir conociendo a nuestro equipo, misiones de lealtad muy divertidas y emocionantes, y una misión especial en la que participarán todos.

La historia en sí esconde muchos detalles relacionados con la trilogía original, que no pasarán por alto para los jugadores veteranos, y que podrían dar pistas de lo que veremos en futuras entregas.

La jugabilidad en esta nueva entrega ha mejorado muchísimo, permitiéndonos combates más dinámicos en los que no estar todo el tiempo tras una cobertura. Los enemigos son más inteligentes, y también ha aumentado la dificultad, sobre todo en los niveles difícil y locura. Gracias al nuevo sistema de perfiles, no tenemos por qué ceñirnos a una sola clase, podemos usar la biótica, la tecnología y las habilidades de combate combinándolas como mejor se adapte a nuestro estilo de juego, e incluso pudiendo cambiarlas en mitad de los combates. No hay límite de nivel, por lo que, si queremos, podemos subir al máximo todas las habilidades del juego.

Otro punto interesante sobre las habilidades y el nuevo sistema de combate es que ahora se clasifican en dos tipos principales: preparadoras y detonantes. Algunas habilidades servirán para preparar al objetivo de tal forma que, si la combinas con una detonante, crearás un combo especial que provocará mucho más daño. De esta forma, nos veremos obligados a preparar nuestras habilidades y perfiles de forma estratégica para poder realizarlos. Otras habilidades que antes eran puramente defensivas, como barrera biótica o armadura tecnológica, pasan a ser pasivas, aportando bonificaciones a los escudos entre otras.

Como novedad, se ha incluido un sistema de creación de armas, armaduras y mejoras, y no son pocas. Están clasificadas por origen: de la Vía Láctea, de Andrómeda o Relictas. Cada armadura y arma tienen sus pros y sus contras, por lo que combinarlas y adaptarlas a nuestro estilo de juego será clave. Incluso podemos cambiar el tipo de munición que dispara un arma en función de lo que le equipemos.

Un aspecto negativo es la nulidad total de poder cambiar el aspecto y el equipo en general de los compañeros de equipo. Lo único que podremos personalizar serán sus puntos de habilidad.

Gráficamente, a pesar de usar el mismo motor que juegos como Battlefield 1 o Dragon Age: Inquisition, parece que no llega a alcanzar el potencial que estos otros han mostrado. A pesar de ello, es una delicia observar los paisajes de los mundos alienígenas, o el cariño con el que han recreado antiguas y nuevas razas. Las animaciones faciales son bastante mejorables, pues en algunas ocasiones no se terminan de corresponder con lo que se supone que está sintiendo el personaje, o se crean planos con caras extrañas que, al menos, te hacen reír.

En conclusión, Mass Effect: Andromeda tenía el listón muy alto tras la trilogía de Shepard, y volver a los orígenes creando algo completamente nuevo, manteniendo la esencia de Mass Effect, era una tarea realmente difícil. Aún así, y tras casi 100 horas de explorar a fondo cada rincón de la galaxia, la nueva entrega consigue absorbernos de la misma forma que en su día lo consiguieron las otras. Una historia que mejora a cada paso que das, personajes únicos y divertidos, paisajes hermosos, mapas enormes plagados de misiones secundarias (muchas de ellas interesantes y que acaban siendo relevantes en la trama). Como único punto negativo, hay que recalcar que el juego ha salido al mercado muy verde en lo que a rendimiento se refiere. Hay bugs que realmente pueden llegar a estropear la experiencia de juego, y es una pena, porque acaban ensombreciendo una experiencia magnífica.

Good

  • Conserva la esencia de la saga
  • Más contenido enfocado a los compañeros que en juegos anteriores
  • Paisajes hermosos y únicos para explorar
  • Duración total del juego mayor que en anteriores entregas

Bad

  • Animaciones mejorables
  • Muchos fallos a pesar del parche de lanzamiento
  • Sensación de que algunas cinemáticas están incompletas
8.5

Magnífico

Jugabilidad - 8
Gráficos - 8.5
Sonido - 8.5
Innovación - 9

Lost Password

X